martes, agosto 21, 2018
Cultura

Los perros no son bolsos

Las mascotas son adorables, una foto en Instagram con un gato o un perro tiene más posibilidades de recibir más likes, pero los animales no se deberían poder comprar como si fueran bolsos. Para llamar la atención sobre el “postureo” del mundo fashion con los animales, la tienda online Lyst ha estado ofreciendo en su web comprar distintas razas de perros, por tamaños, por colores, indicando cómo combinarlos y qué celebrities los tienen. Como si fueran a competir con el último it-bag.

 

 

La colección canina levantó iras de las redes sociales y la RSPCA, la asociación británica que previene la crueldad contra los animales, que pronto se dirigió a Lyst para averiguar que estaba sucediendo.

La firma alegó que se trataba de una campaña para llamar la atención sobre la cantidad de gente que compra perros pequeños “de bolso” y luego los abandona. Ahora en la sección Perros se puede leer que los perros no están a la venta, que los perros son para la vida, no para Instagram. Con el revuelo organizado, se han conseguido llamar la atención sobre este problema que afecta a algunas razas de perros, que son comprados para luego ser abandonados.

 

 

El coqueteo de la moda con los animales viene de lejos: Paris Hilton presumía de chihuahua hace 10 años, el perro de Cara Delevingne ha estado nada menos que en el front row de Chanel, la gata de Karl Lagerfeld, Choupette, tiene cuenta en Instagram y en los inicios del blog Lovely Pepa (llamado así por un bulldog francés) la que más flashes acaparaba era la perrita. Pero no debemos olvidar que son seres vivos, no un accesorio de moda más.

Comments

comments