jueves, julio 19, 2018
Fashion News

La fiebre de los logos en la ropa

Se pagarían 245 euros por una camiseta de la marca DHL?

Si la respuesta es “rotundamente, no” entonces es que aún no se ha instaurado del todo la epidemia de la camiseta DHL distribuida por la firma Vetements. Se ha paseado por fashion weeks, por los blogs más seguidos y las cuentas de Instagram más top, incluso Ken Allen, el presidente de DHL fue fotografiado luciendo la camiseta de Demna Gvasalia (sí, la de Vetements, no el uniforme de la empresa de transporte aunque a efectos sean iguales) ¿Qué tiene esta camiseta para ser vendida (y comprada) por 245 euros?

Durante el mes de octubre de 2015 una propuesta del diseñador alemán Demna Gvasalia sacudió París y enfureció a uno de los sectores más conservadores de la moda. París es el lugar donde se presentan los vestidos de alfombra roja ¿qué hacía entonces allí una camiseta amarilla con el logo de DHL desfilando sobre la pasarela?

Parece imposible, pero es cierto: la utilización de logos, el divertimento a través del uso de marcas poco o nada relacionadas con la moda y la vinculación de empresas ajenas a este mundo con las tendencias, son algunas de las prácticas habituales de marcas como Moschino o Anya Hindmarch, y desde hace unos meses también Vetements.

Sólo hay que echar la vista un poco atrás para recordar colecciones en las que los logos de marcas como McDonald’s, Barbie o incluso Boots en el caso de Anya Hindmarch, han plagado prendas y accesorios. El boom experimentado por la camiseta amarilla con el logo de DHL es sólo un ejemplo más de esta nueva corriente.

No obstante, el caso es digno de estudio, ya que incluso la web de DHL ha experimentado un aumento en las ventas de sus camisetas – estas se pueden adquirir en la web corporativa por poco más de 6 euros – cuya única diferencia con las de Vetements es la raya horizontal que lucen en la espalda y su corte un poco más holgado.

La era de la no-moda ha llegado, en la que los logos han dejado de mostrar posición y condición social para sacar la faceta más cómica de la moda.

Comments

comments