martes, septiembre 25, 2018
Fashion News

¿Armario en ruinas? Devuélvele el orden

 

Para empezar, se necesita hacer un diagnóstico. Sacar toda la ropa del armario. Sí, toda. Hay que organizarla en tres montones:
  • “Me encanta y me lo pondría ahora mismo”
  • “Me encanta y me lo pondré en cuanto haga de nuevo frío / calor”
  • “No estoy segura”, “No me queda bien”, “No sé por qué lo he comprado” y “Es horrible”

El primer montón se vuelve a colgar en el armario. El segundo se guarda. El tercero se mete en bolsas de basura y se recicla.

Una vez colgada en el armario la ropa que “te encanta”, hay que mirarla con detenimiento. ¿Notas algún patrón? ¿Colores, cortes, prendas?… Este es tu estilo o por lo menos una pista de lo que podría ser.

Al acabar con esta parte, no hay que ir de compras de nuevo. Hay que intentar apañarse con la ropa que ya se tiene una o mejor dos semanas. Al acabar este tiempo sabremos con seguridad qué hace falta exactamente. No será una opinión o un capricho, será el resultado de los intentos de crear conjuntos con lo que tienes.

El siguiente punto es analizar el estilo de vida. ¿Eres deportista y te gustan las actividades al aire libre?.. ¿Pasas 10 horas al día en la oficina?.. ¿Trabajas desde casa y los fines de semana sales mucho?.. En función de la vida que llevas necesitarás más o menos ropa de cierto tipo. Puedes ser una enamorada de las americanas, pero si trabajas desde casa no tiene sentido tener cinco. Mejor comprarse una, pero que sea la americana de tus sueños, algo de una marca muy buena, por ejemplo.

Ahora ya sabes qué piezas necesitas. Tienes que decidir cómo deben ser: hay que fijar objetivos en cuanto al desarrollo de tu estilo. ¿Hay demasiado negro en tu armario y te gustaría añadir más color?.. ¿Piensas que te vendrían bien algunas piezas más femeninas?.. ¿Es todo muy aburrido y quieres arriesgar un poco más?..

Con la información de lo que ya tienes y “te encanta”, las pistas sobre tu estilo que te han dado tus prendas favoritas, las carencias de tu armario que has notado en la fase de espera de tu experimento, tu estilo de vida y tus objetivos puedes crear una lista de compra y fijar un presupuesto. Sólo después puedes ir de compras.

No será fácil. Cometerás errores y caerás en la tentación de comprar la última prenda de moda, un sexto vestido negro o una falda demasiado pequeña. No desesperes. Siempre puedes volver a empezar desde el principio.

Comments

comments